sábado, 8 de octubre de 2011

Hablemos del Monstruo, un poco más.

Ya hablamos del Monstruo de ojos azules en la primera entrada, pero podemos profundizar un poco más en uno de esos... ¿defectos? Que él tiene.
Bien, mirad la foto:
El Monstruo es así, parece feliz, intenta parecerlo. Intenta hacer pensar que lleva la vida perfecta. Que es feliz y punto. Y muchas veces no lo es. Se pone una máscara, puede estar llorando o gritando de la ira, pero gracias a la máscara no lo muestra realmente. PARECE feliz, y no lo es. Pero odia llamar la atención, es de esos monstruos que lloran en silencio.
Eso es algo de lo que hace el Monstruo, llamémoslo "falsa felicidad".

3 comentarios:

  1. Cuando leo tus textos parece q sepas leerme la mnte, enserio, se siento super identificada ;) como siempre genial la entrada :)
    te sigo muy de cerca. un besazo^^

    ResponderEliminar
  2. Pff, completamente de acuerdo. Yo tampoco soy de las de llamar la atención.. y muchísimo menos de llorar en público.. no puedo. De todas maneras, creo que todo el mundo tiene una máscara.. tanto para aparentar ser feliz, como para no mostrar ser una buena persona.
    En fin, una entrada preciosa^^ te sigo, ¿vale?
    Pasate por mi blog si quieres:
    smile-siempre.blogspot.com/
    Millones de besos.
    Margarett Lemacks.

    ResponderEliminar
  3. mira la entrada :) http://elfisicoseducelapersonalidadenamora.blogspot.com/2011/10/gracias.html

    ResponderEliminar